Crónicas

¿Sabías que?

16/08/2017
Vik Nanda

A veces quiero que la vida acelere. Es esa ansiedad loca de anticipar el futuro.

Ayer, por ejemplo, no conseguí relajarme y ver una película porque creí que estaba perdiendo el tiempo.

¿Cómo puede ser?

La razón es que me exijo demasiado. La sociedad nos exige demasiado.

Tenemos que tener una opinión sobre todo: política, economía, el aborto, racismo, feminismo, guerra, terrorismo, elecciones en los Estados Unidos, famosos, armas nucleares, calentamiento global, homofobia…

Tenemos que opinar y esperar: En Brasil, si tus amigos son de izquierdas, tienes que hablar bien de Dilma, si son de derechas, habla sobre el nuevo gobierno (no exactamente sobre Michel Temer).

Tienes que saber sobre todo ay no te puedes quedar desactualizado ni un minuto. Si hasta a día de hoy no sabes lo que es un hashtag, nunca más vas a encontrar trabajo en tu V-I-D-A.

Tienes que saber todo también en siglas. DNA y BMW son ya cosas del pasado. Ahora necesitas entender lo que significa: SEO, DOP, VP, CEO, PPC, PPV, MD, MBA, HBO, BFI, G-8, RSL, VR, T2…

Tienes que seguir patrones y tendencias: tienes que estar delgada, ser pro-activa, ir bien vestida, tienes que tener el último modelo de iPhone, no, no puede ser Samsung. Ah! También tienes que parar de consumir lactosa, ser vegana y usar productos biodegradables. Tienes que explorar el mundo y ser exitosa. Tienes que ir al mejor restaurante japonés de Nueva York, sino es como si no fueses a Nueve York, “querida”.

¿Crees que con este torbellino de ‘tienes que’ sabrías responder a una simple pregunta?

¿Quién eres?

Me lo pregunte a mí misma ayer por la noche y me di cuenta de que me estoy volviendo loca por no saber de T-O-D-O.

¿Quieres saber que paso? Desistí y me relaje.

No esperes nada de mí. Vivo en el Carpe Diem 🙂

No tengo una opinión formada sobre el virus Zika. No sé dónde está Azerbaiyán en el mapamundi. No voy a dejar de comer carne. No me gusta la música electrónica. No vote en las elecciones de Brasil. Tengo un teléfono Samsung viejo.

“Solo sé que no se nada” – Sócrates

153 total views, no views today

Crónicas

El verdadero Tu

14/08/2017

Muchas veces, tengo dudas sobre lo que estoy haciendo y la dirección que la vida me llevará.

Me pregunto y trato de encontrar dentro de mí lo que realmente significa ser quien soy. De vez en cuando me confundo, pero muchas veces sé quién soy y me siento orgulloso de ser quien soy.

Tienes el poder de conquistar lo que quieras

Hoy quiero compartir con ustedes un video de 3m58s de Alan Watts, escritor, filósofo y orador inglés.

El vídeo me hizo pensar sobre tantas cosas importantes como la vida, la interacción entre las personas y sobre quiénes somos.

Si usted está ocupado, sin voluntad o sin tiempo para ver los 3m58s, he seleccionado mis tres citas favoritas. (Pero sinceramente, asiste al vídeo – tiene leyenda – tu vás entender.)

“Lo que usted hace es lo que el Universo entero está haciendo en un lugar que usted llama aquí y ahora.”

“Su verdadero yo no es un títere que es tirado de un lado a otro por la vida. El verdadero y profundo ‘tú’ es todo el Universo.”

“¿No te sorprende que seas algo tan fantástico y complejo?”

Espero que este vídeo te inspire.

¡Feliz Lunes!

139 total views, no views today

El Brasil

El mejor viaje en el mundo…

11/08/2017
…sucede en nuestra mente.
El pensamiento nos lleva a cualquier parte. Estos días, sólo imagino la playa de Leblon, en Río de Janeiro.
Mientras en la vida real la mayoría de los europeos viajan durante las vacaciones de verano, me quede pensando sobre las olas de mi Brasil y esperando el final del año cuando tengo la oportunidad de hacer este viaje una realidad.
El mar tiene un poder increíble sobre mí. Renueva mi alma, me enseña a tener límites y me trae paz. Con el sol cayendo a plomo sobre mi rostro, me encuentro flotando sin prisa por salir.
Cuando regreso a la realidad sonrío y me doy cuenta de que la felicidad es simple.
¿Cuál es tu mayor viaje? Donde te llevan sus pensamientos?

32 total views, no views today

Crónicas

La estrella del cabello blanco

04/08/2017
Gorge Clooney by Courtney

Yo iba a arreglarme el pelo, cuando lo que iba a ser un hábito diario se convirtió en una pesadilla. Por primera vez encontré una cana.

Pasaron tantos pensamientos por mi cabeza en menos de 30 segundos, el tiempo que tardó el ascensor en llegar al bajo. Escondí mi cana debajo del resto de mi cabello y me fui a trabajar, pero todo lo que hice aquel día fue buscar en Google un grupo de ayuda, algo como CA- canas anónimas.

Foto: Susan Sermoneta

Foto: Susan Sermoneta

Tardé dos días en compartir el dilema con mis amigas y felizmente ellas me consolaron.

“Eso es una tontería, yo tengo canas desde los 18 años”, me dijo una.

“Relájate que eso no significa nada. ¿Tú te sientes vieja?”

“No”, respondí.

“Entonces ya está”, finalizó la conversación.

Insatisfecha, le pregunté a otras amigas qué hacían ellas con sus canas.

“Yo las arranco todas”, me dijo una.

“A mí no me importa porque soy rubia, y con la luz no se nota”, afirmó otra.

Volví a mi psicólogo Google y encontré más testimonios. Mujeres que habían arrancado sus canas decían que habían aparecido más. Las que lo asumían vivían felices. Yo no sabía cuál era la mejor opción, así que corté el pelo blanco por la mitad, confiando en que podría crecer negro de nuevo.

Leí algo más sobre el asunto y descubrí que hoy en día, las canas nacen mucho más temprano en las mujeres. El pelo plateado es inevitable en la vida de cualquier persona y científicamente hablando es una acción biológica llamada apoptosis.

Apoptosis: muerte de la célula que produce la melanina – pigmento que da color al pelo y la piel.

La muerte de esta célula está programada. Por lo tanto la hora en que la apoptosis comienza está determinada genéticamente.

Acabé por consolarme viendo películas e Richard Gere y George Clooney, al final ellos son iconos de cabello gris.

Sin más dilemas,

44 total views, no views today

Crónicas

Fútbol en Milán

28/07/2017
Marcelli playing football

En el tiempo en que viví en Milán, fui aceptada en un equipo de fútbol llamado Sesto que todavía estaba siendo formado.

En el primer entrenamiento, después de entrar en el campo, la gente me pidió que diese unos toques, como si eso fuese un pre-requisito del brasileño. La expectación de todos que pararon para ver mi habilidad con el balón, se desvaneció en segundos. El vice-presidente me decía “Pero, ¿Cómo puede ser? Una chica brasileña que no sabe dar toques”. Me sentí un poco forzada, pero para hacer qué, dar toques no significaba mucho para mí.

barbecue_after_footballAquella noche yo corrí, estiré, salté obstáculos, entrené con el balón a solas, en pareja, en cuarteto y después jugué una pachanga. Entre las jugadas peligrosas, una entrada y algunas faltas. Di unos pases, repartí buenos balones, marqué un gol y mejoré mi imagen como jugadora brasileña.

Con el paso del tiempo, el equipo se formó y participamos en un campeonato local. El juego estaba siendo maravilloso, pero mi amor se fue apagando por culpa del frío. Cuando llegó el invierno, fui a jugar por la noche, con temperatura de 2 grados y nevando. Casi muero, pasé cuatro días en la cama, sufriendo una gripe devastadora. Al final del año tuve que tomar una decisión: colgaría las botas.

Fue triste hacerlo, pero hoy en día el fútbol es una diversión y siempre que vuelvo a Brasil me satisfago con una partida con las amigas con las que comparto el amor por el fútbol… y por el churrasco después del partido.

44 total views, no views today